[inicio] [mapa del sitio] [Buz髇] [ayuda]
Formulario de búsqueda en el portal
Formulario para el acceso rápido

Mancomunidad de Municipios Valle del Guadiato


Sierra del Castillo

RUTAS NATURALES
Sierra del Castillo


Imagen
Imagen


El itinerario propuesto es de, aproximadamente, 8 kilómetros y discurre por la Sierra del Castillo. A principios del siglo XIII existió un recinto fortificado en este cerro que Fernando III donó a Córdoba en 1237. Fue el antecedente de la actual población de Espiel que debió surgir a finales del XV ligada a Belmez. Más tarde se constituyó como aldea de Villanueva del Rey, hasta que, a mediados del siglo XVI, alcanzó su independencia administrativa con el nombre de Bodonal. Este nombre fue cambiado posteriormente por el de Espiel, municipio cuyo desarrollo ha estado ligado al auge de la cuenca minera.

Imagen


Para llegar a este lugar hay que tomar la carretera N-432 hasta Espiel; en el cruce tomamos una pista en cuyo inicio aparece la indicación: "a la Ermita de la Virgen de la Estrella". Avanzando por dicho camino, vamos viendo la cara norte del cerro que se encuentra cubierto de un espeso matorral de maquis, casi impenetrable, compuesto por lentisco, cornicabra, aulaga, jaguarzo, retama, coscoja y aprovechado, como alimento y refugio, por algunos mamíferos como el conejo, el meloncillo, el zorro, el jabalí y la jineta.





El suelo, predominantemente calcáreo, ha sufrido una intensa erosión dejando, a modo de cerros testigos, afloramientos en las zonas de ladera más alta.


Observamos que existe un vía-crucis en este camino y, al llegar a la cruz número VI, lo abandonamos e iniciamos el ascenso por una "vereda" señalizada con piedras blancas a ambos lados -es un tramo dificultoso de aproximadamente cuarenta minutos-. Ésta da paso a senderos, circunstancia que, si bien dificulta el acceso al entorno, ha hecho posible que el estado de conservación del conjunto se halle prácticamente inalterado. Son muy abundantes los fósiles de artejos de Crinoides y de algunos vegetales. Llegamos a la cota más alta de la sierra, afloramiento calizo que alcanza una altura de 700 m. Debido a su altitud es posible observar distintos paisajes característicos. Así, en dirección noroeste, encontramos las cotas más altas de la Comarca: Pelayo (935 m.), Chimorra (959 m.), El Sordo (933 m.) y Puerto Calatraveño (750 m.). Igualmente, podemos observar desde aquí zonas llanas como el Valle del Guadiato, con el Peñón de Peñarroya al fondo, y otros términos municipales como los de Villaharta y Villaviciosa de Córdoba. La amplitud visual se completa con el embalse de Puentenuevo, que aparece como un gran lago en medio de la sierra y que, junto con el río Guadiato, constituye un amplio valle.

Imagen
Una vez arriba, recomendamos dar un paseo por este paraje de elevada altitud, donde contemplaremos las paredes casi verticales que aprovechan las águilas perdiceras para reproducirse. También es frecuente la presencia de buitres leonados procedentes de las cercanas formaciones montañosas de Peñaladrones, Pelayo y Peña Crispina, que otean el paisaje desde los salientes rocosos. Las aves que predominan en esta zona son las de ambientes rupícolas, como aviones roqueros, colirrojos tizones, grajillas, chovas piquirrojas y cernícalo vulgar, aves que actúan como exquisitos señuelos para el turista especializado.


Debido al terreno, la bajada es abrupta y en ella veremos un olivar de acebuche semiabandonado y de poca densidad, que, en cotas más bajas, es sustituido por almendros. Conforme nos acercamos a la vía férrea Córdoba- Almorchón, el matorral es menos denso, pudiéndonos encontrar mayor abundancia de especies aromáticas como el romero, el tomillo y la salvia, que constituyen una pequeña garriga. Pueden sorprendernos al paso asustadizos reptiles como la lagartija colilarga, la culebra de escalera y la víbora, único reptil venenoso de la zona aunque no mortal. Además de los mamíferos anteriormente citados, en las cercanías al embalse de Puente Nuevo, se han censado doce parejas de nutrias, población importante por su significado ecológico. Durante el verano las jóvenes nutrias, nacidas la primavera anterior, efectúan sus primeras salidas del cubil; en esta época las crías de este mustélido toman contacto por primera vez con el agua, ante la que se muestran cautas y recelosas.

Imagen

Continuamos por el primer camino, conocido por el de Los Molinos, que surge a la izquierda y que nos conducirá al último tramo de nuestro recorrido, en el que destaca el bello paraje serrano compuesto de dehesa. En ella, los claros de monte están ocupados por peñascos de distinto tamaño. En este lugar se encuentra enclavada la Ermita de la Virgen de La Estrella. Frente a ella encontramos un pozo que, dejándolo a la derecha, nos conduce a unos baños árabes de especial interés. Desde el camino de acceso a dicha ermita podremos regresar al municipio de Espiel.

¿Qué Fauna nos encontraremos?

Buitre leonado

El más común y mayor de los buitres, aproximadamente de 96-104 cm, tiene el pico alto y la cabeza redonda, relativamente pequeña; su cuello es largo, las alas muy largas y anchas, a veces de aspecto triangular, acabadas en ampliamente extendidos, cola cuadrada y muy corta. El adulto presenta un color pardo, con la parte inferior delantera de las alas más clara que el resto, y un plumón blanco en cabeza, cuello y gorgera. Las plumas de las patas También son blancas y tiene un pico grande y fuerte para poder desgarrar a la carroña.

Imagen

El vuelo consiste en encumbramientos sin esfuerzo y en planeos con las alas ligeramente levantadas, entremezclados con aleteos lentos pero poderosos. Suele verse en grupos formados por varios individuos sobrevolando zonas donde hay carroña de la que alimentarse.



Es un individuo sociable cuando come o en la época reproductora. Cría en colonias, en nidos construidos en roqueros o cuevas, que llegan a albergar a un gran número de individuos, aunque excepcionalmente pueden observarse algunas parejas aisladas.

Jabalí

Los jabalíes reciben distintas denominaciones: guarros, marranos, puercos, y, a los machos, verracos. Muy conocidos por ser una de las más apetecidas piezas de caza mayor junto con el ciervo. En un paseo por caminos y por cortafuegos se podrán observar, frecuentemente, revolcaderos y, cerca de ellos, algún tronco de árbol con restos de barro o con la corteza desgastada, señal inequívoca de la presencia del jabalí.

Imagen
Son animales sociables, si bien los machos adultos llevan una vida más solitaria y tan sólo acuden a las hembras para aparearse. El potencial reproductivo es alto.

Puede llegar a tener unas diez crías por camada y además puede tener dos camadas por año. Fundamentalmente es herbívoro, aunque también come pequeños vertebrados, invertebrados y huevos.



¿Qué Vegetación nos encontraremos?

Cornicabra

Es un arbusto o pequeño arbolillo de hasta 5 m. de altura que pierde las hojas en invierno. Muy ramoso, con ramillas frecuentemente teñidas de rojo que, al romperlas, desprenden un olor resinoso aromático. Hojas compuestas y hojuelas coriáceas, ovales, elípticas o lanceoladas, de borde entero, lustrosas por el haz y opacas, de color más pálido por su cara inferior. Flores unisexuales de color rojizo o parduzco.

Imagen

El fruto es pequeño, del tamaño de un guisante, algo comprimido, al principio rojizo y luego parduzco; no hay que confundir con los frutos unos tumores (agallas) en forma de cuerno retorcido que se forman en sus hojas o ramas tiernas por la picadura de un insecto.




Usos: De esta especie, sangrando su corteza, se obtiene la trementina de Quío, conocida ya por los griegos y romanos con los nombres de terebinthos y terebinthina, que encuentra interesantes aplicaciones en la industria de barnices y en la obtención de compuestos orgánicos. La madera, dura, compacta y resinosa puede ser torneada y pulimentada, por lo que encuentra aplicaciones en ebanistería, tornería y marquetería; la de las raíces gruesas está jaspeada de pardo o rojo y se ha empleado tradicionalmente para fabricar cajas y botes para tabaco.

Lirio

Este pequeño lirio suele presentarse en grupos numerosos. Su tallo, que difícilmente supera los 30 cm., se encuentra cubierto por las espatas secas y membranosas que llegan hasta la base de las flores, restando vistosidad a las plantas. Las hojas, más altas que las flores, aunque cubiertas arqueándose hacia los lados, presentan los bordes redondeados.

Imagen

De 1 a 4 flores de color lila-azulado, con petalos externos doblados hacia el exterior, manchados de blanco, con una pincelada amarilla en el centro; los internos picudos y erectos. Florece de enero a abril. Sus flores se abren únicamente durante la tarde-noche durando apenas un día.



Usos: Con los pétalos de sus flores se prepara un pigmento utilizado en pintura que recibe el nombre de . De algunos rizomas, una vez secos y molidos, se extraen perfumados polvos de maquillaje que dan gran suavidad y tersura a la piel y que también, en el pasado, se utilizaron a modo de dentífrico.

[inicio] [mapa del sitio] [Buz髇] [ayuda]
Formulario de básqueda en el portal
Formulario para el acceso rápido

[Valid XHTML 1.0 Strict] [CSS Válido] [Triple A Conforme] [RSS]
Mancomunidad de Municipios Valle del GuadiatoPol铆gono Industrial 'La Papelera'. Carretera de la Estaci贸n s/nTeléfono: 957567022