[inicio] [mapa del sitio] [Buz髇] [ayuda]
Formulario de búsqueda en el portal
Formulario para el acceso rápido

Mancomunidad de Municipios Valle del Guadiato


Nava la Encina

RUTAS NATURALES
Nava la Encina

ImagenImagen

La ruta que se propone se encuentra en las cercanías de Villaviciosa de Córdoba, pueblo enclavado en el mismo corazón de Sierra Morena, que no debemos dejar pasar por su belleza y por su gran patrimonio ecológico. El origen de su población se sitúa a finales del siglo XV, en relación con el culto a la imagen de la Virgen de Villaviciosa -originaria de Vila Viçosa (Portugal)-, en torno a cuya ermita comenzó a desarrollarse el poblamiento.

Imagen



Cerca del núcleo de población destacamos una zona de gran belleza y de fácil acceso. Con este itinerario conoceremos una zona popular entre los habitantes del pueblo, la peña de Nava La Encina (847 m.), y, desde ésta, iremos al arroyo que recibe el mismo nombre. Visitaremos, por tanto, dos zonas: una de monte con bosque mediterráneo y otra con riparia como vegetación predominante.





Para acceder a la Peña, tomamos un camino denominado "Vereda del Lagar de Jesús", también conocido popularmente como Camino de los Majanos. Este primer tramo es de pendiente suave, para después acentuarse en el cortafuegos que nos conducirá a la cumbre. La vegetación es muy variada, apareciendo coscoja, lentisco, alcornoques, encinas, jaras, romero y pinos piñoneros de gran porte, siendo éste el principal recurso natural del que los habitantes del pueblo obtienen beneficios con la recogida de piñas y de leña.
Después de una pequeña bajada, abandonamos el camino para tomar el cortafuegos que encontramos pasado un cortijo. El ascenso por éste se hace dificultoso en algunos tramos; al inicio del mismo aparecen ejemplares de brezo rosa, enebro, madroño y grandes labiérnagos. A lo largo del cortafuegos encontramos, además, matorrales nobles entre los que destacamos el durillo, el garbancillo, y, completando la familia de las cistáceas, aparecen el romero macho (Cistus clusii), la jara cervuna (Cistus populifolius) y el jaguarcillo del diablo (Halimium atriplicifolium), dándose, por tanto, en estas latitudes casi todas las especies de dicha familia.

Imagen


Una vez en la cima podemos subir a las peñas para descansar y disfrutar de unas hermosas vistas; al norte, los municipios de Espiel y Villaharta, al oeste, una panorámica del pueblo de Villaviciosa de Córdoba y, al fondo, el cerro de La Señora (887 m.).




En dirección suroeste, veremos Cabeza Aguda, el Castillo del Névalo y Las Navas, zona llana donde predominan los olivos y cereales. Rodeando las peñas, tomamos un camino que comunica con un claro de monte; durante un pequeño tramo andaremos por él, viendo al fondo, en dirección este, el cerro de las Cruces (888 m.), hacia donde nos dirigimos. Con anterioridad, accedemos a otro punto alto donde podremos recuperar el aliento después de una abrupta subida. Nos llamará la atención un ejemplar de brezo blanco, arbusto que, en los meses primaverales, tiñe de blanco con sus florecillas en forma de campana el bosque mediterráneo. En los meses de más calor, es fácil encontrar a nuestro paso la culebra de escalera, que sale en busca de presas.
Llegamos a las faldas del cerro de las Cruces, desviándonos a la izquierda por un camino que discurre entre la finca El Penillar y la finca Fuente Lo Alto. Durante este tramo estamos rodeados de una auténtica vegetación mediterránea en buen estado de conservación. Así, a ambos lados, observamos brezo rosa, brezo blanco, madroño, durillo, lentisco, cornicabra, alcornoque, encina, y, transcurridos unos metros, dehesas con encinas centenarias. Esta zona se conoce como litosol, denominado así por tratarse de un llano en el que abundan las rocas de mediano tamaño. Por estas zonas es posible encontrar peonias, también conocidas como rosas montosas, cuya presencia no es muy común. Tendremos ocasión de ver al lagarto ocelado, inconfundible por su tamaño y por sus características manchas azules en sus costados y que, cuando se siente molestado en su refugio, emite un bufido y abre la boca.

Imagen


Llegamos a la vereda de Córdoba, que durante unos 2 kilómetros discurre paralela a la carretera comarcal Córdoba-Villaviciosa de Córdoba y que abandonaremos al llegar al arroyo de Navalencina, para caminar por su margen izquierdo disfrutando de la vegetación riparia que nos ofrece.




Al inicio encontraremos gran cantidad de zarzas, majuelos, mirtos, escaramujos y ruscos. Conforme avanzamos, aparecen especies arbóreas de gran porte como álamos blancos y temblones, que presentan un color verde brillante debido al brote de las primeras hojas en los meses primaverales. Más adelante van apareciendo pequeños ejemplares de fresnos, sustituidos después por otros de mayor tamaño. Cabe destacar la excepcional presencia de un gran castaño (Castanea sativa) en el arroyo.

El arroyo nos conduce a una zona en la que destaca un antiguo molino de agua y grandes rocas por las que tiene que pasar el cauce del arroyo, originándose así saltos de agua. En este lugar, el arroyo se encajona en unos cerros ocupados, en su mayoría, por pinos piñoneros, ofreciendo refugio a aves de singular belleza y de vuelo ágil y rápido como el gavilán común. Al atardecer, podemos escuchar el silbido agudo del mochuelo común y el reclamo inconfundible del autillo, una de las rapaces nocturnas de menor envergadura. En los remansos de agua que nos brinda el arroyo, tendremos oportunidad de encontrar a la llamativa salamandra.

El siguiente tramo con el que nos encontraremos es de dificultad media-alta, pues discurre por una senda entre vegetación de monte con una pendiente acusada. A continuación, bajaremos con cuidado por una zona abrupta, entre pinos, para llegar al carril que nos llevará al pueblo. Acompañados por fresnos de gran tamaño, llegamos a un punto en el que nos apartamos del arroyo para iniciar un ascenso suave entre olivares y vegetación mediterránea. La subida nos conduce a una cancela que rodearemos por la izquierda para continuar por nuestro camino entre huertas y viñedos. Al fondo, observamos las Bodegas Nevado, indicándonos que estamos próximos al pueblo, en el que daremos por finalizado nuestro recorrido.

¿Qué Fauna nos encontraremos?

Lagarto ocelado

Es el mayor de los lagartos que nos podemos encontrar en nuestra comarca. Puede llegar a superar los 60 centímetros de longitud. Presenta un cuerpo robusto, con una cola larga, patas bien desarrolladas, cabeza grande y bien diferenciada del resto del cuerpo. Es de color verde intenso con algunas motas más oscuras, y, en los costados, presenta unas características manchas azules que, junto con su tamaño, lo hacen inconfundible.

Imagen

Se alimenta de grandes insectos, aunque también es capaz de capturar roedores de pequeño tamaño, lagartijas e incluso pollos de aves que nidifican a poca altura.




Su hábitat preferido son piedras y huecos de troncos, aunque siente predilección por los terrenos despejados para calentarse al sol directamente en los meses primaverales, siendo éste el mejor momento para observar a esta especie. Tras el apareamiento, que suele ocurrir en primavera, se produce la puesta de unos 20 huevos, que la hembra acostumbra a cubrir con abundante tierra.

Culebra de escalera

Es una de nuestras mayores culebras, puede llegar a sobrepasar los 140 centímetros. Su tamaño, coloración y diseño la hacen inconfundible. Su color es pardo amarillento con dos líneas más oscuras en los laterales del dorso. El nombre de culebra de escalera se debe a que las jóvenes presentan en el dorso las dos líneas oscuras, unidas entre sí por otras del mismo color, semejando a una escalera. La parte inferior o vientre suele ser más claro y liso.

Imagen

Se alimenta fundamentalmente de pequeños vertebrados, como aves o roedores, y también de grandes insectos, que cazan al acecho. No es venenosa, pero si se le molesta puede llegar a ser muy agresiva, produciendo un siseo repetido que sirve para amedrentar al atacante.



¿Qué Vegetación nos encontraremos?

Brezo blanco

El brezo blanco es un arbusto muy ramoso, derecho, que suele medir de 1 a 4 m. de altura aunque a veces se convierte en un arbolillo de hasta 7 m. en Andalucía occidental. Tiene las ramillas blanquecinas por estar densamente cubiertas de pelos. Las hojas se agrupan en verticilos de tres, son muy estrechas, lineales, lampiñas, con el margen revuelto de forma que resultan asurcadas por el envés y casi aciculares. Las flores, que se producen en gran número, son de color blanco o sonrosado, largamente pediceladas. El fruto es una cápsula lampiña que se abre en 4 valvas.

Imagen


Usos: El brezo blanco tiene una madera muy dura y pesada, de un bello color rojizo, parecida a la del madroño, muy buena como combustible y para la obtención de carbón, uno de los mejores para las fraguas. Sus cepas, seleccionadas y sometidas a un lento proceso de desecación, tienen fama de proporcionar las mejores pipas para fumar.




Majuelo

El majuelo o espino albar es un arbusto o arbolillo de 3-4 m. que pierde la hoja para pasar el invierno y se ramifica profusamente; tiene el tronco pardo-grisáceo o ceniciento, resquebrajado en los ejemplares añosos, y las ramillas grisáceas, las más jóvenes a menudo teñidas de pardo-amarillento o rojizas, armadas de espinas cortas y fuertes.

Hojas simples, aovadas y hendidas entre 3 y 7 lóbulos desiguales. Flores con largos rabillos, de color blanco o blanco-rosadas, formando ramilletes olorosos. Los frutos son globosos, de color rojo, con el tamaño de un guisante o un poco más gruesos.

Imagen

Imagen

Usos: El majuelo se ha empleado para formar setos espinosos y como patrón en que injertar los perales y otros frutales de la familia.
Las flores, recogidas en primavera y desecadas, constituyen un excelente tónico cardíaco y gozan también de propiedades sedantes y antiespasmódicas. Su madera, muy buena como combustible, es muy resistente al rozamiento y apreciada en tornería. Es planta melífera.

[inicio] [mapa del sitio] [Buz髇] [ayuda]
Formulario de básqueda en el portal
Formulario para el acceso rápido

[Valid XHTML 1.0 Strict] [CSS Válido] [Triple A Conforme] [RSS]
Mancomunidad de Municipios Valle del GuadiatoPol铆gono Industrial 'La Papelera'. Carretera de la Estaci贸n s/nTeléfono: 957567022