[inicio] [mapa del sitio] [Buz髇] [ayuda]
Formulario de búsqueda en el portal
Formulario para el acceso rápido

Mancomunidad de Municipios Valle del Guadiato


Chorreras de Orej髇

RUTAS NATURALES
Chorreras de Orejón

ImagenImagen
Cabe destacar, en la zona sureste de este municipio, un singular y excepcional hecho que ocurre cuando tenemos un buen año de lluvias. Estamos ante un espectacular salto de agua, en la confluencia del arroyo de Navahorcada con el arroyo de Orejón.

Imagen



Para llegar a este enclave natural paisajístico, debemos partir desde el municipio de Villaviciosa de Córdoba, dirección sur por la carretera nacional 411. Próximo al kilómetro siete, aparece un carril a la derecha, en las inmediaciones de un antiguo lavadero de minas de barita. Nos indica el camino el monolito del km. 25. En este punto nos rodean, al sur y al este respectivamente, la Sierra de las Tonadas y la Sierra del Esparragal, componentes ambas del paisaje serrano característico de Villaviciosa de Córdoba.




A partir de aquí se continúa por este carril unos quinientos metros, hasta las inmediaciones de unos cortijos. Bordeando el huerto de uno de ellos, ascendemos por una estrecha "vereilla" a una pequeña loma desde donde se empieza a escuchar el sonido del agua, indicándonos su cercanía. Empezaremos a apreciar, al frente, la morfología característica del encajonamiento del arroyo entre las laderas de fuertes pendientes formadas por el cerro de Navahorcada, con 707 metros de altura.

Entre jaras y lentiscos descendemos hasta el arroyo para apreciar, en todo su esplendor, las chorreras de Orejón. Desde la cota más baja del arroyo, podremos disfrutar de la cascada de agua que desciende por las rocas a gran velocidad hasta llegar a un remanso del arroyo. Para los más aventureros, se puede ascender unos cuantos metros más para poder apreciar el gran salto de agua, protagonista de este bello paraje conocido como "las chorreras". Para ello, atravesaremos por unos grandes bloques de roca cuarcítica en los que nos llamarán la atención, por su colorido intensamente amarillo, los líquenes del género acarospora que conviven aquí junto con los musgos.

Desde este punto se puede continuar el ascenso hasta llegar a los llanos, por donde discurre el arroyo. Una vez aquí podremos disfrutar de unas hermosas vistas de la zona. Es un buen momento para detenerse a observar diversos "pajarillos" que revolotean en busca de pequeños invertebrados que viven en las inmediaciones del arroyo y que les sirven de alimento. Podemos caminar, a lo largo de la orilla del arroyo, entre un soto de tamujos, espinos y zarzales, que delata este ambiente de humedad edáfica; los juncales churreros y los escobones se unen a la vegetación propia de las riberas de arroyos y ríos. El entorno está constituido por encinas combinadas con jaras, aulagas y cantuesos.

Imagen
Después de un conocimiento de las inmediaciones, se puede iniciar el descenso, bien por la cercanía de las chorreras, por donde hemos subido, o bien rodeando la loma hasta llegar a la vereilla del principio. La vegetación que en este momento nos rodea es la propia de monte bajo, destacando como matorral más abundante la jara pringosa, que combina su colorido con el del romero y nos ofrece así un agradable e intenso aroma.

A lo lejos, por las sierras cercanas y antes de bajar a la orilla del arroyo, se observan las grandes repoblaciones de pino piñonero, constituyendo éste uno de los principales ingresos del municipio. En este sentido, todos los años se recogen grandes toneladas de piñas de las que se obtienen los piñones, un apreciado y encarecido fruto muy utilizado en gastronomía.

De nuevo en la proximidad de los cortijos, podemos acercarnos a la orilla del arroyo, por donde caminaríamos entre zarzas, ruscos, esparragueras, especies de hepáticas, musgos y helechos, como el culantrillo, muy abundante por esta zona. Este ambiente posee, al mismo tiempo, una gran importancia en cuanto a especies faunísticas. Así, próximos al arroyo, encontramos ruiseñores, carboneros, lavandera cascadeña y otros pequeños passeriformes. Por los alrededores, entre las encinas de las laderas, nos sorprende con su vuelo acrobático la llamativa abubilla, que localizaremos por su inconfundible reclamo "puu-puu-puu".

Si continuamos por la orilla del arroyo, llegaremos a la parte más baja del mismo, que se cruza aquí con la carretera. Si subimos a este puente, podremos observar de nuevo un pequeños alto de agua, no tan espectacular como el anterior pero no por ello menos sorprendente en estas latitudes. Desde aquí, podemos volver a nuestro punto de partida por la carretera nacional 411.

¿Qué Fauna nos encontraremos?

Abubilla

Ave inconfundible, de alas anchas listadas en blanco y negro y cola larga. Con el pico largo y curvado y una larga cresta que, cuando está erguida, crea un "abanico" sobre la cabeza. El plumaje es pardorosáceo pálido, con puntas negras en las plumas de la cresta y marcadamente barrado de blanco y negro en las alas y la cola. La silueta de vuelo oscila entre una forma cerrada y alargada y otra súbitamente abierta, como de mariposa; el vuelo es aparentemente débil con lentos aleteos que crean ondulaciones.
Imagen



Habita en terrenos arbolados abiertos. Inverna en terrenos arbustivos más abiertos. Construye los nidos en los huecos de los árboles (encinas) y los pollos secretan una sustancia maloliente para ahuyentar a los posibles depredadores. Su alimentación es esencialmente insectívora. En otras zonas es un ave migratoria pero, en la comarca, la mayor parte de los individuos son sedentarios.


Ranita de San Antonio

Es, sin duda, junto con la ranita meridional, la más llamativa por el color verde de su piel lisa y brillante. Presenta un tamaño pequeño y no suele superar los 5 cm. La cabeza es ancha y redondeada, sin glándulas parótidas patentes. Sus ojos son prominentes y grandes, con la pupila horizontal. El dorso es liso de color típicamente verde, aunque puede variar mucho, desde un verde vivo hasta un color pardo. El vientre es blanquecino y granuloso. Las extremidades son largas y delgadas, los dedos finos y terminan en unos discos adhesivos con los que pueden trepar por la vegetación.

Imagen


Generalmente de actividad crepuscular, aunque durante el día pueden verse cerca del agua siempre que haya humedad en el ambiente. La alimentación básica está compuesta de insectos y arácnidos.




 

¿Qué Vegetación nos encontraremos?

Pino piñonero

羠bol robusto, con sistema radical bien desarrollado, que alcanza hasta 30 m. de altura, con copa aparasolada o redondeada en los ejemplares jóvenes. Tronco derecho, cilíndrico, con corteza muy gruesa de color pardo-grisáceo, profundamente agrietada, desprendiéndose en gruesas placas que dejan al descubierto capas nuevas de color pardo-rojizo muy vivo. Hojas aciculares, de color verde claro, algo rígidas y punzantes, agrupadas de dos en dos por medio de una pequeña vaina membranosa que las rodea en la base, que es en realidad un diminuto braquiblasto. Conos masculinos alargados, agrupados en la parte terminal de las ramillas, de color amarillo o pardo-amarillento. Piñas solitarias o agrupadas por 2 - 3 de gran tamaño, de color pardo-rojizo y lustrosas; escamas ensanchadas hacia el ápice, con escudete prominente, cada una lleva dos grandes piñones. Florece de marzo a mayo y maduran las piñas al tercer año, diseminando los piñones en la primavera del cuarto año.

Imagen
Usos. El epíteto específico, pinea, es el nombre latino de la piña y quiere destacar la producción por esta especie de piñones comestibles. Se suelen recolectar las piñas en invierno y se tuestan o se conservan hasta la primavera para sacar el piñón con la ayuda del calor del sol. Aparte de su consumo directo, pues de todos es conocido su agradable sabor, es muy empleado en confitería, en culinaria, para la elaboración de diversas salsas y guisos y en la fabricación de determinados embutidos. En medicina popular se usaron como balsámicos para curar la tos y enfermedades del pecho, e incluso se les llegó a considerar afrodisíacos. La corteza de este pino es rica en taninos y se ha empleado en Castilla para curtir cueros.

[inicio] [mapa del sitio] [Buz髇] [ayuda]
Formulario de básqueda en el portal
Formulario para el acceso rápido

[Valid XHTML 1.0 Strict] [CSS Válido] [Triple A Conforme] [RSS]
Mancomunidad de Municipios Valle del GuadiatoPol铆gono Industrial 'La Papelera'. Carretera de la Estaci贸n s/nTeléfono: 957567022